Selecciona 3 características para tu pista ideal

Coaching

¿Qué es?

Este proyecto va dirigido, en concreto y por una parte, a los actuales integrantes de los grupos ligueros L1 y L2, o de nivel similar, que necesitan el aporte de un mejor aprendizaje del juego, así como aspectos técnicos y físicos relacionados con el mismo y, por supuesto, de una motivación y un plus extra.

Por otra parte también se necesita la colaboración de los que están en los grupos de arriba, desde el B hasta el F, o nivel similar, en su papel de apoyo y enseñanza aportando sus conocimientos en beneficio de compañera/os ávidos de mejorar su squash.

Es decir, dos bolsas de trabajo diferenciadas y relacionadas entre sí.

El Coaching es GRATUITO, lo imparten de forma desinteresada los socios con menor ranking; el “alumno” sólo debe pagar el coste de la pista. Cada maestro apadrina a un socio de ranking bajo, y le enseña lo necesario para que éste mejore todo lo posible. Lo deseable es que en las sesiones participen 2 alumnos de un nivel similar y que estén ambos acostumbrados a entrenar juntos aunque no ocurre nada si el aprendizaje se hace individualmente.

La sesión de Coaching NO ES UNA CLASE; el profesor enseña al novato los instrumentos necesarios para que éste último mejore, pero esta mejora se produce por el trabajo posterior guiado que el alumno realiza en sus entrenamientos personales. Metafóricamente hablando no se entrega pescado al hambriento sino que se le enseña a pescar.

Estructura de una Sesión

Las sesiones son de una hora. Debería empezar, calentamiento aparte, con un par de juegos para que el Profesor vea cuál es el nivel del alumno y sus carencias; también el novato puede decir en que aspectos de juego le gustaría incidir. A partir de ahí, el maestro debe:

  1. Corregir la Técnica de Golpeo; swing, distancias, forma de coger la raqueta, etc.
  2. Enseñar las Rutinas que se adecuen al nivel de alumno/s y practicarlas con ellos.
  3. Durante la sesión resolver las dudas de arbitraje y estrategia de juego que se planteen.

Frecuencia

La Frecuencia ideal es de unos 20 días entre sesión y sesión; es un tiempo razonable para que el alumno pueda practicar lo que se le ha enseñado y el maestro pueda ver una evolución en su juego y decidir pasar o no a rutinas más complejas.

¿Cómo Apuntarse?

El socio que quiera recibir este servicio debe ponerse en contacto con la dirección Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo. y se les facilitará la persona que les impartirá las sesiones y su nº de teléfono.