• personaliza foto

Ligas de Squash y Squash57

Una liga con todos los niveles que se adapta a tu juego

Formación, coach, juniors y Ladies

Clínics, cursos y entrenamientos para todos y todas

Torneos, actividades y eventos

Torneos autonómicos, nacionales e internacionales. Sociales, barras libres y más...

 

¿Estarías dispuesto a pagar por una sede propia?
  • 6 Votes
    Prefiero no tener sede propia
    8.82%
  • 1 Vote
    Me gustaría tener sede propia, pero no quiero/puedo pagar por ello
    1.47%
  • 7 Votes
    Me gustaría tener una sede propia si no me supone un gasto mayor al actual en cuotas + reservas
    10.29%
  • 54 Votes
    Me gustaría tener una sede propia aunque me suponga un gasto algo mayor al actual en cuotas + reservas
    79.41%
← Volver
Total 68 Votes

Últimas noticias

Valencia Open Masters. El incompleto relato de un debutante incompleto.

He visto cosas que no creeriais: Javier Martos pidiendo oxígeno en la pista, Sandro Llorca comiendo tan solo un sándwich, Vicente Moreno arbitrando en un idioma que parecía inventado, un conocido miembro del club, capaz de venderle un botijo a un esquimal, abandonando antes de comenzar (ah, no, disculpad,...esto es lo habitual)....

Pero ahora, esto,...¿se perderá.? No,  no se perderá porque ha sido fruto del esfuerzo de nuestro club y del trabajo de unos pocos y no merecen que quede en el olvido. De esto se leerá en la web y se hablará en las tertulias post-partido, entre copas y licores.

Este fin de semana se ha celebrado, tres años después, una nueva edición del Valencia Open Masters. Una prueba perteneciente al circuito europeo de veteranos que ha contado con más de 170 participantes.

Una prueba para la que el CSV, contando con Olympia y K7 como sedes, ha echado toda la carne en el asador ofreciendo a los participantes un pack de inscripción, con productos típicos valencianos como son la cerveza Mahou, el panettone y una sudadera fallera cuya tonalidad convierte, automáticamente, a su portador en principal sospechoso de la paternidad de la mayoría de niños del barrio, un servicio de recogida y entrega al aeropuerto y otro de transporte a las pistas para el que el voluntariado, federado o no, ha sido tal que se ha tenido que recurrir a un sufrido familiar de Sabadell. Pero, afortunadamente, los que trabajan tienen las espaldas anchas y, desviviendose, consiguen que las cosas salgan aunque, para ello, se queden toda la jornada pegados a una silla, cara al ordenador, olvidándose de comer, de vaciar la vejiga o, incluso, de si Alicia ha pasado por allí mientras otros desaparecemos de tanto en tanto para comprobar que todo esté correcto en el bar.  

El viernes fue un día de locos, repartiendo packs, cobrando cenas, buscando wifi, asignando pistas,...pero las partidas se sucedieron sin descanso, cumpliendo horario, y con un buen ambiente que todavía mejoró al salir el Moreno a la pista.

Que cosas tiene la discriminación positiva...como animaba la gente a un jugador debutante y desconocido y se interesaban por una partida que, desde dentro de la pista, parecía discurrir sin pena ni gloria, por más que alguno se empeñe en lo contrario. En cualquier caso pudo verse a un debutante satisfecho, a pesar de fallar un saque en el quinto juego y con el marcador 9-10, y es de suponer que el vencedor también lo estaba porque, a los 10 minutos, el derrotado tenía una solicitud de amistad de su verdugo en el Facebook.

Llegados a este punto voy a tener que disculparme con todos aquellos que esperáis una crónica del torneo porque no la vais a tener. Y no la vais a tener porque solo puedo hablar de mis partidas. No es una cuestión de ego, que eso se lo dejo a otros, es cuestión de que, repartido el tiempo entre jugar, recoger actas y actualizar los carteles de las pistas, hacer alguna foto y ocasionales visitas al bar, no he visto ninguna partida más allá que las de algún representante collero. Así que, el que sienta la curiosidad/necesidad de conocer resultados tendrá que acudir a la web del torneo, que para eso Genís estuvo esclavizado tres días subiendo resultados y horarios en su customizado portátil de macho alfa hasta quedarse solo en el pabellón.

Tras esta ¿necesaria? disculpa ya podemos continuar.

Como decía, el viernes era tal locura que ya en casa y con la comida en la mesa, el miembro con menos mano izquierda del club era informado de que tenía partida en una hora. Así que allá fué, esquivando a la marea que volvía de la mascletá, sin comer nada, a afrontar su segunda partida frente al italiano Trotta. En esta ocasión con algo más de confianza y el convencimiento de que, quizá, podría haber partida. Y la hubo, vaya si la hubo. Una partida que, llegando al quinto set, el español novato de casi medio siglo lograba hacer suya. Y sonrió, algo que, por circunstancias que no vienen al caso, hacía cuatro meses que no sucedía, y al notar su sonrisa, sonrió todavía más y corrió a celebrarlo con uno de los responsables de su presencia allí. Una de las dos personas con las que tiene una deuda impagable y una amistad imborrable.

La jornada continuó agotadora y larga y no sería hasta casi las 22:30 que comería algo...nuevamente por obra y gracia de esas personas.

La jornada del sábado arrancaba extraña, con molestias en la garganta y algo de dolor muscular que me haría (ya me he cansado de relatar en tercera persona) remolonear en la cama algo más de lo habitual pero que no me impediría acudir a echar nuevamente una mano, jugar una nueva partida (la última, gracias a la espantada del nen) e intentar quedar campeón de mi liguilla de consolación. Eso sería a las 13:30.

El rival resultó ser un rocoso checo con cara de malas pulgas aunque amigable carácter con el que no pude hacer otra cosa más allá de plantarle cara. 8-11, 4-11, 8-11 y el torneo terminaba para mí. Satisfecho de mi papel y del juego….ojalá jugara en liga con la misma intensidad.

Del resto de la jornada, nuevamente larga, poco sé, gracias, entre otras cosas al perfecto trabajo de avituallamiento de Aguayo y Alicia, que me proporcionaría la única copa que iba a conseguir en este campeonato.

Buena gente también. Lo que si que pude ver es al resto de colleros cayendo derrotados y desfondados ante unos rivales muy superiores. Sabin lo haría ante Janis y Martos, en semifinales de +35 (buen torneo el suyo), ante el inalcanzable Rybalchenko.

Lamentándolo mucho, el relato debe finalizar aquí, entre pañuelos, termómetro, manta y paracetamol, porque, lo que era una molestia de garganta, el domingo se ha tornado mucosidad, dolor muscular y fiebre que me han imposibilitado para acudir a ver y ayudar en la última jornada. Pero, bueno, para ver los ganadores no hay problema, que ya está la web del torneo. Esa que no habéis parado de consultar para no tener que estar preguntando continuamente, no?.

Lo que no me impide hoy la fiebre es reconocer y agradecer a la organización por el trabajo realizado, a veces con el viento en contra y siempre a contrarreloj, para conseguir que todas las piezas terminen por encajar. En especial a Genis y Steina, siempre al pie del cañón y con una capacidad de trabajo indescriptible, al primo de Sabadell que, sin tener obligación alguna, no ha dejado de estar ahí, viaje arriba, viaje abajo, a Ferra, cuyos maltrechos pies le recordarán durante unos días donde estuvo el fin de semana antes de Fallas, a Carlos Ruíz, totalmente volcado e, incluso, acompañando a un desafortunado lesionado durante 6 horas en el hospital (tiempo más que suficiente, por otra parte, para redactar la crónica de Cardiff), a Romaní, a Marmaneu...

Y, ahora si, me despido,volviendo a disculparme por una crónica incompleta. Incompleta ya no tanto por el hecho de no relatar partidas y dar resultados sino por el convencimiento de no hacer justicia a esos infatigables currantes sin los que todo esto no hubiera sido posible y que deberían ser los verdaderos protagonistas de este relato y cualquier crónica que pueda escribirse. Ellos si que “tenen dret a la vida”.

Mi eterno reconocimiento.

¿Tornarem?

Salut i Squash.

 

Mientras tanto, confiamos en que alguien tuviera a bien avisar a este jugador, perfectamente adaptado a las costumbres españolas, del final del torneo…

Sandro
¡Gran trabajo de la organización! Una pena no haber podido ver más partidos, y gracias al cronista he podido hacerme un poco la idea de lo que sucedió en el evento.
Por cierto, lo del Sandwich tiene su importancia porque dejé de ir a comer al Ribs para poder estar un rato en el torneo :-)

VICENTE M
Enhorabuena organizadores/colaboradores! Cómo siempre, por encima de lo esperado.

1000 Caracteres restantes